Tardes de Cine

Ficciones, Mentiras e Ilusiones Ópticas de la Vida Real

23.6.05

Ficciones Privadas

Ayer estuve viendo "Mi Mundo Privado", la serie de TV que se produce en esta misma casa y que dirigen Sebastián Campos ("La Sagrada Familia") y Fernando Lavanderos ("Y las Vacas Vuelan"). La historia trataba sobre una familia de la comuna de San Ramón, en cuya casa conviven tres generaciones, abuela, hija con marido, y nietos. La protagonista era la nieta de 20 años, quien junto a la abuela, debía pagar las cuentas de la casa. El papá era un caso clínico. No pagaba un peso. No buscaba pega. No ayudaba en nada. Pero hinchaba las pelotas como un profesional. El tipo tenía el descaro de reclamarle a la hija porque no ahorraba parte de su sueldo y malgastaba el dinero en tonterías. Increíble, pero muy cierto. Tan cierto que casi llega a dar náuseas. En un momento, ella se cansa de todo y decide seguir su sueño: ser cantante. Dios mío, que mal cantaba esa pobre criatura. La falta de talento se puede suplir con actitud, pero eso también le faltaba. Lo que le sobraba era empuje y sobre todo, paciencia con ese papá insufrible, que hasta se iba a meter a los ensayos a opinar sobre como debía el músico tocar el piano. Para pegarle un tiro sin mala conciencia. En fin.
A veces al ver estos documentales con dramas humanos tan sólidos, me pregunto acerca de la necesidad de escribir ficción. Pero cinco minutos después de pensar eso, recuerdo una escena maravillosa en "Storytelling" de Todd Solondz, en que el profe de taller literario le advierte a su alumna: "una vez que lo escribiste, ya es ficción".

5 Comentarios:

  • At 5:18 PM, Blogger gieb said…

    K buena es "Storytelling", creo que la realidad, aveces, puede ser superada por la ficción. En la realidad no nos damos cuenta a veces qué pasa, pero desde afuera, mientras leemos o vemos algo podemos llegar a sentirlo de una mejor forma.
    Todavía prefiero la ficción que se parece a la realidad.
    Saludos

     
  • At 11:35 PM, Blogger Carolina Moro said…

    Incluso cuando la chica escribe la historia que le pasa, nadie le cree. Sólo por pasarla al papel, todos se creen con el derecho de apuntar los dardos contra cada ausencia o cada recargo. Entonces no entiendo. La historia de ayer, digamos la real, era sólo una fotografía, no una historia. Y de atractiva nada. Cosa de gustos.

    En cambio todos se derriten por la poesía, por un par de incoherencias bien escritas. Crípticas formas que "sólo parecen" inteligentes.
    Otro tema, sí. Da para una columna entera.

    saludos

     
  • At 11:45 PM, Blogger El señor K. said…

    El asunto con la famosa frase de Storytelling es que termina por relativizar eso que podríamos llamar realidad, convertirlo en el espejo sin referente, en la puerta abierta al vacío.
    No todo lo que escribes es ficción.
    No toda la ficción se escribe.
    No toda la realidad es ficcionable.
    Te mandé el telefono por mail hoy.
    Nos vemos.

     
  • At 11:56 PM, Blogger A.Ocampo said…

    No he visto la pelicula aquella... pero de seguro que la veré, porque no estoy 100% deacuerdo.
    De todas formas el viejo era insufrible. Ah que bien leer cosas que si ví. como dice un viejo decadente de mi U... asi es la life... ojo, dije : de ca den te

     
  • At 7:23 PM, Anonymous Mitch Gómez said…

    También vi la serie. Un componente fundamental de ficción en esa "realidad" es que tienes por lo menos dos pericos, una cámara y un micrófono permanentemente invadiéndote. Imagino que con el tiempo tienden a olvidarse que están ahí, pero supongo que nunca lo olvidan totalmente. Es como el principio de la incertidumbre. No puedes medir la posición de una partícula sin alterar su posición por el hecho de medirla... al final todos actúan para la cámara. Actuaban super bien, pero actuaban al fin. En todo caso Lavanderos ha pensado de sobra en el tema. "Y Las Vacas Vuelan" es como un tratado sobre todas éstas divagaciones.

     

Post a Comment

<< Home

 
cursos diseño.it
Free Counters
credit card