Tardes de Cine

Ficciones, Mentiras e Ilusiones Ópticas de la Vida Real

26.7.05

Chupón

Algo realmente extraño ha ocurrido. Ayer tuvimos nuestra primera reunión de equipo para el rodaje del corto. Llegó casi todo el mundo. Los productores hicieron sus discursos, repasaron los temas, todos leyeron sus hojitas. Al final, yo tomé la palabras y dije un par de chapuzas. En eso, nos pusimos a discutir unos detalles del plan de filmación con el asistente de dirección y de repente me dice: "sssh, te dieron duro". No sabía a qué se refería, pero me indicó el cuello y dijo que tenía un chupón. No lo pesqué. Luego, cenamos con Bruno y Andrés y lo mismo. Se reían de mi supuesto chupón. Mi novia a estas alturas ya quería saber detalles del orígen del mentado hematoma. Además, ella estaba segura de que en la mañana cuando nos levantamos, no lo tenía. Mis coartadas eran perfectas. No había ratos libres suficientes para creer en una arrancada furtiva a tener un polvo rápido en medio de la tarde. Entonces, y ahora el que pregunta soy yo: ¿de dónde carajo salió el chupón? ¿Estrés? ¿Sarcoma de Kaposi? ¿El inicio de una de esas manchas faciales moradas monstruosas que alguna gente pasea por la calle? ¿Un murciélago? No tengo respuestas. Como sea, el hematoma lo tengo en la yugular y esa zona siempre ha sido apetecida por vampiros y otros roedores. Voy a pensar alguna forma de vengarme. El enemigo acecha en silencio.

2 Comentarios:

  • At 1:59 AM, Blogger El señor K. said…

    Mucho ajo y una cruz de celuloide.
    Santo remedio.

     
  • At 9:27 AM, Blogger Simplemente Maluchita said…

    Todo esto debió ser causado por un vampiro... de eso no hay duda...
    O probablemente te rascaste muy fuerte, o te picó un insecto o te golpeaste...
    jajajaja

    Saludos desde acá!!

     

Post a Comment

<< Home

 
cursos diseño.it
Free Counters
credit card