Tardes de Cine

Ficciones, Mentiras e Ilusiones Ópticas de la Vida Real

14.3.06

Nelsa

Durante mucho tiempo, mis hermanas y yo hemos compartido una nana por horas llamada Nelsa. A ratos iba a mi casa, a ratos iba donde una de mis hermanas, o donde las dos, pasó por casa de una ex novia, de una amiga de mi hermana, volvió a ir a mi casa a la vuelta de Inglaterra, en fin. Ya han sido diez años de idas y vueltas con la señora Nelsa. Hasta hace poco ella iba a mi casa un día a la semana, pero cuando mi hermana mayor tuvo su segunda guagua se quedó con Nelsa a tiempo completo.
Desde entonces me la topo ocasionalmente cuando iba a casa de mi hermana y en la casa me las arreglo solo sin ayuda de nadie.
Ayer mientras tomaba once con mi mamá me contó que un día mi hermana mayor llegó a su casa y se encontró con que Nelsa andaba con cara larga. Le preguntó qué le pasaba y Nelsa le dijo que había estado hablando con Amelia (mi sobrina de 5 años) y que Amelia había dicho que yo había dicho que Nelsa era una inútil y sólo servía para cocinar. Dicen que los niños no mienten, pero la verdad es que no recuerdo haber pronunciado tamaña calumnia. Y si lo dije, ¿cuál era la necesidad de ir a contarle a la involucrada? Según Amelia, ella escuchó clarito que yo dije eso y hasta se acuerda cuando fue: durante la cena de Navidad en mi casa.
Para más remate, mi hermana intentó arreglar las cosas de una manera poco feliz: le dijo a Nelsa que yo ando picado porque no he podido encontrar nana desde que Nelsa me abandonó. Claramente el único que sale mal parado de esta ola de rumores instigada por ese piojo chico de mi sobrina soy yo. La próxima vez que vaya a almorzar donde mi hermana capaz que Nelsa me envenene la sopa.

3 Comentarios:

  • At 10:42 PM, Anonymous Anonymous said…

    Bonito nombre, Nelsa.. oye, este post parece una página del Diario de Vida de Papelucho... de hecho, no sé si te lo había dicho, pero tú siempre me recordaste al niño este. Entre simpático y travieso, agudo y fresco... Hay cierta pluma infantil, cierta nostalgia por la infancia. Por eso "Tardes de cine",la dictadura a la que estábamos condenados todos quienes fuimos niños en los ´80 en una ciudad al sur de Concepción (sólo tvn!). Cariños,

    Antonia

     
  • At 8:05 PM, Blogger Mitch Gómez said…

    Oye, la historia de Nelsa está buena para sitcom. Y a propósito, díganme cuando veremos lo de la abuela.

     
  • At 1:17 PM, Blogger Anja said…

    Jaja! No te tomes tan en serio lo de Nelsa. Si se conocen hace 10 años no podrá realmente creer que tú dijiste esto.
    En todo caso te cuento que tengo una hija de 4 años y te aseguro que no siempre dice la verdad. Pero no me gustaría decir que miente. Cuando inventa una historia la cuenta de una forma tan convincente que pareciera que ella también cree que es verdad!

     

Post a Comment

<< Home

 
cursos diseño.it
Free Counters
credit card