Tardes de Cine

Ficciones, Mentiras e Ilusiones Ópticas de la Vida Real

26.12.05

Regalos

Por primera vez en mi propia casa, concurrió la familia directa a la celebración navideña. Por supuesto, la gran mayoría de los regalos eran para los dos niños presentes: Amelia y Julián. Como este último es muy chico, ni se enteró que era navidad ni que los regalos eran para él, pero berreó con fuerza cada vez que pudo.
He aquí un resumen de los regalos recibidos por este humilde servidor:
-un DVD portátil de mi amigo secreto
-un calzoncillo usado
-un set de aseo personal (lima, cortauñas, afeitadora, etc.)
Algunas aclaraciones son necesarias. El DVD portátil claramente violaba la regla del amigo secreto en cuanto a su presupuesto (no más de 10 lucas). Mi viejo explicó entonces que lo recibió en una promoción del banco por duplicar el uso de su tarjeta de crédito. Como en el último mes sólo había gastado cinco lucas, bastó con comprar cualquier chuchería de 10 lucas y así consiguió mi regalo sin pagar ni un peso más. La verdad es que el DVD siempre será útil, aunque la parte portátil la encuentro bastante difícil de encontrarle utilidad. Mi hermana ya me lo pidió prestado para adormecer a los niños en los viajes en auto. Gran idea. Lástima que no tengo hijos.
El calzoncillo usado era mío. Lo olvidé en mi úlitmo viaje a Valdivia y la Eli, nuestra nana de toda la vida (de toda la mía al menos), lo envolvió haciendo gala de su toque irónico. Para confundirme, le pusieron que venía de mi amigo secreto, lo que generó toda una controversia pues cada persona se supone que tenía un solo amigo secreto y no dos.
El set de aseo personal espero que no sea una indirecta. Aunque la verdad mucho de los utensilios aquellos faltaban en mi casa. Quizá me acostumbré a darles uso. Lo que creo que no cambiaré por nada del mundo es mi afeitadora regalona. Con ella me afeito una vez a la semana.
Curiosamente al final de la velada me vino un sueño estrepitoso y caí rendido en pleno livng. Los invitados empezaron a irse y tipo una ya no quedaba nadie. En mi casa hacía un calor infernal. Recibí un par de llamados invitando a carretes post navideños a los que no asistí. A la mañana siguiente mi casa estaba regada de papeles de regalo, copas de vino a medio tomar, uno que otro regalo olvidado. La loza por suerte la lavaron entre mi cuñado y mi madre. Con gusto cocine para todos durante largas horas. Pero pocas cosas me dan más lata que lavar la loza.

3 Comentarios:

  • At 7:44 PM, Blogger LadyShara said…

    muy en extremo graciosa la señora del aseo de tu casa. en reirme.

     
  • At 12:30 PM, Anonymous Anonymous said…

    ¿seguro que los calzoncillos te los envió tu "nana"?

     
  • At 11:18 AM, Blogger KoniTukio said…

    A mi me regalaron unos calzones amarillos que olvidé usar en año nuevo, y también me quedé zzz en plena celebración. No comparecí en ninguna celebración post de las que mi celular hacía alarde mientras roncaba y que descubrí al día siguiente.

    Desperté tipo 4 am cuando ya todos se habían ido y los otros dormían... Me di media vuelta y seguí durmiendo...

    Tranqui, tranqui...

     

Post a Comment

<< Home

 
cursos diseño.it
Free Counters
credit card