Tardes de Cine

Ficciones, Mentiras e Ilusiones Ópticas de la Vida Real

17.8.05

¿Por qué?

Ayer me llamó un amigo que está escribiendo un artículo sobre la fiebre blogger. Me preguntó por qué carajo escribo un blog. Tuve que hacer un esfuerzo para recordar como fue que partió todo. Por un lado, supe de un blog en Londres de un camillero, uno de los más leídos en el Reino Unido. Esa fue la primera vez que me di cuenta que un blog podía ser algo notable creativamente y no sólo un asunto de geeks. Después en un momento en que tuve ganas de empezar a escribir material que mezclara fantasía con autobiografía, traté de concentrarme en una cierta época de mi vida, pero como vivía en otra ciudad, los recuerdos que tenía eran unos fragmentos inconexos y desperdigados. Frustración. Eso me hizo pensar que era una lástima no haber tenido un diario de aquellos días. Lo único que tenía a mano era unas cuantas fotos, que siempre son de una forma u otra un síntoma de tu estado de ánimo, pero que no necesariamente son la mejor forma de empezar un relato. Como no podía echar atrás el tiempo y pensando en el futuro decidí empezar un diario y de ahí a empezar un blog había sólo un pequeño paso. Estuve varios días pensando si hacerlo público y dando la cara o hacerlo anónimo y por lo tanto, sin ningún tipo de censura. Opté por dar la cara, porque como finalmente el ejercicio tiene que ver con trabajar con la propia autobiografía y distorsionarla hasta dejarla convertida en una cosa irreconocible pero más cómica y muchísimo más interesante, mejor era estar desde el principio en relación con una audiencia, por pequeña que fuera. Y las censuras son siempre parte de nuestras vidas de una forma u otra. Nada más artificialmente honesta que la idea de la autenticidad total o la transparencia absoluta.
Digo todo esto, no por rizar el rizo de mi propio ego, sino que para que las personas que se han sentido ofendidas por aparecer en estas crónicas (que no son pocas personas ni pocas veces y que además son personas que por lo general, no he tratado de ofender ni mucho menos, sino todo lo contrario) entiendan por qué carajo lo hago. Igual estoy siempre dispuesto a borrar personajes de mis crónicas. Ya lo he hecho con un par de contrariados. Otros se lamentan, pero en el fondo, me doy cuenta que les fascina aparecer. Además hay que guardar las proporciones. Soy bastante más reservado y bastante menos popular que por decir algo Tracy Emin o Jaime Bayly. En fin. A la última persona que protestó, mis disculpas de todo corazón. Y por favor, que no haya rencores. Acepto venganzas, reproches y cuchillazos. Sólo pido que no sobreviva el rencor.

5 Comentarios:

  • At 3:24 PM, Blogger El Felipe said…

    Wena man!
    bueno el texto, me lo mamé todo!! (me salió Villouta)
    sigue asi y anda a verme
    Saludos
    Chau............

     
  • At 4:14 PM, Blogger Rodrigo said…

    Bueno "El Tesoro de los Caracoles". Me gustó la parte de los Berlines...
    Lo vi en Chilevisión hace un tiempo... trataré de ir a lo del Cine Arte... aparte para escuchar a Los Muebles. Wenaaa!

     
  • At 5:32 PM, Blogger cienfuegos said…

    le lleva promoción de su evento:
    http://cienfuegospoesia.blogspot.com/

    q todo salga bien

     
  • At 10:50 PM, Blogger javisanfeliu said…

    don cristian, envíele el spameo a la niña natalia del campo a su blog lasandiaconmaspepas.blogspot.com

    ella lo pasa a la agenda y sale por la radio!

    estamos para servirle, J

     
  • At 11:42 PM, Blogger casaorate::: said…

    el tesoro de los caracoles... habrá que ir a verlo.
    cuando estene el mio te invito.

     

Post a Comment

<< Home

 
cursos diseño.it
Free Counters
credit card