Tardes de Cine

Ficciones, Mentiras e Ilusiones Ópticas de la Vida Real

12.8.05

Urbano

Esta mañana fui a Canal 13 a recoger tres cajas con 111 DVDs y VHSs con nanometrajes, o sea, videos de treinta segundos de duración. Ocurre que soy pre-seleccionador del mentado concurso de nanometrajes que organiza la Revista Plagio. Sospecho que voy a pasar buena parte del fin de semana largo frente a la pantalla, descartando a aquellos que ni siquiera merecen un vistazo de los jurados oficiales. Entrar a Canal 13 y sobre todo, salir cargando 111 videos, fue algo así como ir de visita al Pentágono. Joder qué manera de chequear. Sólo faltó que me pasaran por el detector de metales y me pidieran visa. Por suerte estaban mis ex compañeros de universidad Jairo y Natalia, quienes me echaron una mano para lidiar con las fuerzas de seguridad y orden.
Anoche fui a una comida invitado por Pancho Casas, ex Yegua del Apocalípsis. La verdad es que la jornada no estuvo muy apocalíptica. Pancho nos recibió con vestido blanco y chalcito mexicano de seda. Los asistentes eran gente simpática y la comida estaba rica, pero en la sobremesa Pancho Casas me empezó a acosar sexualmente como suele hacer cada vez que me ve. En general, me divierto cuando hace eso, porque es halagador y porque me lanza unos piropos que nadie más en la vida me lanza, y de verdad las cosas que dice son graciosas. Ayer definitivamente, no estaba de ánimo, así que cuando me di cuenta que ya no me bajaba del columpio y con mi pasividad me estaba convirtiendo en el hazmerreír de la fiesta, opté por la retirada. Lo curioso es que los que más gozan estos arranques son mi chica y el chico de Pancha (que de verdad es un chico, como 15 años menor que su hombre o su momia como se bromeaba ayer).
Y bueno, me faltaba por relatar el último día de rodaje del corto. Ese día tuve un aliciente especial: yo mismo actué en una de las escenas en el zoológico. Hice de ex del personaje de Ingrid que iba a buscar al niño por el fin de semana, dejándole el camino libre al protagonista para consumar su plan. Lo malo fue que no ensayé y mis líneas no las entiendo ni yo, así que voy a tener que doblarlas. Creo que voy a ponerme acento argentino para hacer la escena más chistosa. En general los animales se portaron maravillosos. Tenemos unos planos con el elefante, el oso polar, el tigre y un lobo marino que son poesía pura. Después de eso sólo quedó rematar con los exteriores en Bellavista. Como habíamos sido ultra ahorrativos con el material, llegamos a los últimos dos planos como con 300 pies disponibles, algo así como 3 minutos de material. Ahí aproveché de engolosinarme un poco.
Cerrado el rodaje, fuimos a comprar bebidas alcohólicas y celebramos in situ. Fue bonito sentir que estaban todos tan contentos de haber participado en el proyecto. Hasta me mandé un mini discurso, cosa que no hago casi nunca. No podía dejarlos ir sin darles las gracias y manifestarles el cariño que les tengo. Es que mi equipo es un verdadero tesoro.

3 Comentarios:

  • At 10:03 PM, Blogger Jirafales said…

    ¡¡Ya salió el segundo capítulo de Jirafales. No te la pierdas!!

    http://tresjirafales.blogspot.com

    (Seis manos para una novela en capítulos)

     
  • At 1:46 AM, Blogger A.Ocampo said…

    Ojalá que lo videés bien..
    cloe delarge.

     
  • At 10:46 AM, Anonymous alicia said…

    a mi me gusta la peli, por los tiempos sobre todo, por mirar como pasan las cosas y por los dialogos que se autodestruyen en el balbuceo. Y por el paisaje.Y, porque no, por la historia. Pero la foto? la camara? La camara hace bien poco, mas bien nada, que esta ok pero es simplemente una camara convencional, con composicion ultraclasica. La gracia esta en su pasividad, en que deja que las cosas pasen. Entonces, todos esos alejamientos acercamientos y recapturas, son solo accidentes naturales que ocurriran inevitablemente si dejas la camara andar frente a un evento. En una obsesion por la neutralidad, moral y cinematica, Alonso al final termina yendo a la convencion, porque, claro, la neutralidad no existe. Y la convencion, al menos, es mas silenciosa. Pero hay que asumir que es un fracaso como busqueda, que siempre es bueno, pero creo que el no lo asume como tal, aunque quizas un poco sí, si comparas Los Muertos con la peli anterior La libertad. En Los muertos hay un par de planos que hablan (cuando se baja de la camioneta xej y la camara se aleja) que en estos codigos neutros parecen errores, pero dejame vaticinar que apareceran mas y mas en sus pelis siguientes hasta que oh! redescubrira el lenguaje. Y lo habremos perdido.

    PS. Porque no llamas javi a la javi?

     

Post a Comment

<< Home

 
cursos diseño.it
Free Counters
credit card